Sin categoría

Ojalá mamá se muriera

Qué bonito sería que mamá se muriera, que ya no me sirviera la sopa asquerosa de verduras que tanto odio, que por fin me dejara ir solo a la primaria y yo no tuviera que pasar vergüenzas, porque siempre hace que me ponga rojo, antes de llegar me da jalones en el cabello y me acomoda el cuello del uniforme y para acabar me da de besos en la frente y me llena de baba y esa es de las cosas que más odio en la vida. Si mamá se muriera ya no habría ruido en las mañanas, podría desayunar chocolates sin que me pegue en la cabeza o podría levantarme hasta medio día y fingir que estoy ardiendo en temperatura para no ir a clases de guitarra. Si mamá se muriera ya no tendría que preocuparme por papá, porque el se pone triste cuando ella no llega a casa, y yo odio que papá esté con otras señoras porque no me dejan salir al parque. Si mamá se muriera nadie abriría las cortinas de mi habitación tan temprano y tampoco se pondría a gritar como loca para que desayune porque se me hace tarde, aunque quizá extrañaría el huevo con jamón que hace todas las mañanas, pero vaya, puedo aprendería su receta y asunto resuelto.

Siempre que nos ponen a rezar en la escuela pido encarecidamente al cielo que se la lleve, allá la pasaría muy bien, pobres de los que estén con ella, pero ahora sí que ese ya no es problema mío, además supongo que en el cielo tienen reglas y estoy seguro de que la numero uno es no gritar frente al público y la número dos probablemente sea, aprender a cocinar. Pero si arriba no tienen reglas, les espera la catástrofe, una tormenta que los matará a todos.

Hoy le he preguntado: ¿a los cuántos años se muere la gente? y ella contestó que eso no se sabe, entonces hice un tremendo berrinche porque claro que tiene que saber pero como le gusta molestarme, no me lo va a decir. Lloré tanto que logré lo que quería, entonces me dijo: niño, la gente se muere a los cien años, y yo con las lágrimas en los ojos, de esas que duelen, le pregunté ¿y tú cuántos años tienes, mami? y la muy cruel contestó: Yo tengo 27.  

Texto por: @Aleteknicolor

Comentario

Comentarios

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top